RELACIONES PÚBLICAS: MÁS HACER, MENOS DECIR

¿Ivy Lee o Edwad Bernays? No acabo de aclarar quién de los dos acuñó la frase: hacerlo bien y hacerlo saber, en la que se fundamentan las Relaciones Públicas. En lo que sí estamos de acuerdo es que en el siglo pasado -Ivy Lee fundó en 1904, el primer despacho de RR.PP. en Nueva York – hemos centrado nuestros esfuerzos en la segunda parte de la copulativa: en “hacerlo saber”.

Para ello hemos inventado y utilizado multitud de herramientas de la comunicación, y con mayor o menor interés (normalmente dependiendo el grado de “venta” que debía alcanzar nuestra comunicación), hemos valorado el feedback de nuestro público objetivo. Es decir, si nos dirigíamos al cliente mucho más que si nos dirigíamos a los colaboradores de la empresa. Más en publicidad que en comunicación interna, por entendernos.

¿Qué pasa en pleno siglo XXI? Que este paradigma ha cambiado. Debemos enfatizar las Relaciones Públicas en el “hacerlo bien” porque la gran plaza pública que es hoy Internet y sus potentes Redes Sociales recogen (sin que nosotros lo hayamos pedido) la opinión pública en bruto y esta queda publicada ipso facto a merced de todos nuestros públicos sin que nosotros podamos remediarlo. Ejemplos, muchos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *