¿Aportas o te apartas? 5 claves para trabajar tus Relaciones Públicas (y hacer que funcionen)

¿Eres autónomo? ¿Una PYME? Si piensas que no tienes nada que aportar en cuestión Relaciones Públicas y que ellas no te aportan nada; si te “apartas” literalmente porque crees que no son para ti y opinas que son un coto exclusivo de las grandes empresas, es posible que no estés bien informado. Gracias a ellas puedes conseguir visibilidad y notoriedad. En resumen, que tu “público”, tu “audiencia”, tu “target” se enganche a tu marca.

5 claves para saber si te apartas de las RRPP

  1. No tienes “ideas claras”. Las llamadas ideas fuerza, mensajes claros, directos, sin ambigüedades y memorables.
  2. Pasas de la prensa. Careces de “la” lista de periodistas y medios de comunicación. No haces notas de prensa ni creas contenido noticiable.
  3. Tú en tu casa. No estás al caso de las acciones de comunicación que realiza tu competencia y solo te fijas en los precios que ponen. No perteneces a ningún colectivo o gremio de tu sector y no tienes ni idea de si hay eventos en los que podrías participar.
  4. Solo llevas cuentas.  Si alguien te menciona, si tienes más seguidores o más likes… Pero no tienes una estrategia digital clara y no analizas cómo mejorar tu presencia. Si alguien habla mal de ti y no te enteras. Y si te enteras y es en las redes sociales, simplemente borras el comentario.
  5. No tejes relaciones… Vas sobre la marcha, “a salto de mata”. Se te olvida dar las gracias… ¡Tú estás muy ocupado en vender!

Si alguna de estas realidades ocurre en tu empresa, está claro que necesitas RRPP.

Aquí 5 claves para que tus Relaciones Públicas funcionen:

  1. Conocimiento es poder. No solo se trata de conocer a los clientes a los que ya les vendes, sino también a los que quieres llegar. Además, es básico que seduzcas y enamores a tus grupos de interés (los que ahora se llaman stakeholders), que no te van a comprar, como medios de comunicación, blogueros, ONGs, empleados… pero pueden hablar bien de ti.
  2. Entérate de dónde estás. Analiza en qué punto de la relación estás con cada uno de estos grupos de interés y con tus clientes. Investiga, revisa, conócelos.
  3. Planifica qué vas a hacer. Piensa en acciones personalizadas para cada grupo. Obviamente no puedes ni debes realizar la misma acción para un proveedor (que podría recomendarte), que con una ONG que con un cliente. Sé creativo.
  4. Las cosas claras… y personalizadas. Vinculado al punto anterior, encuentra vías de comunicación con cada uno de ellos. Trabaja desde la excelencia y sé detallista. Personaliza. Consigue que los que te ven se sientan increíbles. Monitoriza lo que hablan sobre ti. Si alguien te critica en tus redes sociales, dialoga, muestra la educación más exquisita, encuentra una solución de forma transparente y abierta. Sé honesto.
  5. Evalúa y vuelve a comenzar. Mide el impacto de tus acciones. No esperes que repercuta inmediatamente en lo económico. Si lo que has hecho no funciona, prueba otros caminos. Un profesional puede ayudarte.

Con estas 5 claves dejarás de apartarte de las RRPP y podrás aportar a tu negocio más de lo que te imaginas: reconocimiento y rentabilidad Tú decides: o aportas o te apartas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *